Santuario de Yasukuni

El Santuario Yasukuni es santuario sionista que se ubica en el centro de Tokio, muy cerca del Palacio Imperial. Es construido en 1869 por órdenes del emperador Meiji para recordar a todos los ciudadanos combatientes que cayeron en guerras, en busca de consolidar el Japón pacífico que hoy conocemos. El libro de ánimas del templo alberga a más de dos millones de soldados caídos en batalla.

Este Santuario lleva a cabo rituales conocidos como goshisai, para cuidar de las almas de los japoneses, colonos coreanos y taiwaneses; consagrados como “Kami”, que sacrificaron sus vidas en diferentes conflictos bélicos a lo largo de la historia.

Yasukuni es uno de los memoriales más grandes jamás creados por el hombre. Sin embargo, su reconocimiento se debe a muchos factores. Entre ellos, la controversia suscitada por contener 14 nombres de criminales provenientes de la Segunda Guerra Mundial en su libro de ánimas. Este hecho ha causado el descontento de países vecinos como China o Corea del Sur. 

Incluso, en 1978, este hecho ocasionó que el mismísimo emperador dejase de frecuentar el santuario. A partir de ese momento, Yasukuni se convirtió en el templo más famoso de todo el país. 

En sus puertas se presentan visitantes de todas las nacionalidades. Incluso, de sus mismos compatriotas, pues este santuario representa, de cierta manera, la ideología e historia de Japón.

Exactamente, el Santuario de Yasukuni conmemora a 2.460.000 muertos. Entre ellos, hay 50.000 chinos, 27.863 taiwaneses y 21.181 coreanos que fueron forzados a luchar a como japoneses.

 Al lugar han asistido muchas personalidades del mundo político, como primeros ministros japoneses, cuyas visitas repercutieron gradualmente sobre el santuario a través de los medios de comunicación.

Justo al lado del santuario, se encuentra un museo que también conmemora a los guerreros caídos hasta 1954. Este posee artefactos utilizados por el ejército japonés durante las guerras. Este museo militar es el primero en su categoría, lo que le convierte en el más antiguo en todo Japón.

Una hermosa particularidad del Santuario de Yasukuni es está que se encuentra rodeado de cerezos. Hay alrededor de 600 cerezos (De diferentes especies) plantados a lo largo y ancho del terreno. Cuando estos árboles florecen, es cuando se presentan muchos más visitantes, pues las vistas que se consiguen son altamente hermosas y memorables.

En el santuario además se celebra el Festival de las Flores de Cerezo de Chiyoda. Cada año, cuando florecen los cerezos, el Santuario se llena de visitantes y tiendas ambulantes de comida. Verdaderamente un espectáculo. 

Otra tradición es el Festival de Mitama, donde más de 30.000 farolillos iluminan los terrenos de santuario y las tiendas de comida atienden hasta altas horas de la noche.

En conclusión, el Santuario de Yasukuni es un lugar histórico, aunque no libre de controversias. Pues no se libra de las tensiones que genera con sus países vecinos por los nombres de los criminales que guarda el recinto. 

Aun así, es un sitio impresionante que merece la pena visitar y recorrer para vivir la historia.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like

Templo Sensō-ji

El Templo de Sensō-ji es, nada más y nada menos, que el templo budista más antiguo en toda…